Penyagolosa Trails | Picas Vs Huser: otro duelo para el recuerdo del UTMB
2488
single,single-post,postid-2488,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Picas Vs Huser: otro duelo para el recuerdo del UTMB

21200846_1432580013445105_2593128361602201207_o

06 Sep Picas Vs Huser: otro duelo para el recuerdo del UTMB

Nuria Picas se alzó con su primera victoria en el Ultra Trail del Mont Blanc. Después de sus segundos puestos en 2913 y 2014 y del abandono de 2015 y ausencia por lesión en 2016, la catalana tenía esta prueba como un gran objetivo. Sabía que no iba a ser fácil, pero no se podía esperar la gran dureza que conlleva ganar en el ultra trail más famoso del mundo.

Picas impuso un ritmo fuerte desde la salida, dándolo todo desde el inicio. Los pasos por los distintos puntos de control se sucedían y lideraba la carrera con ventajas importantes. En ek km 80, en un lugar tan clave como Courmayeur, la catalana aventajaba en 9:39 minutos a Lecomte y 20 a Chaverot, gran favorita en la prueba. Una distancia importante, pero que seguiría aumentando al cruzar la frontera suiza y comenzar la mítica ascensión al Col de Ferret y la bajada a la Fouly (km 111). Precisamente, en este punto abandonó la prueba Chaverot y pasó a ser segunda Andrea Huser, a una hora de Picas. Comenzaba una de las persecuciones más memorables de la historia del UTMB.

grafica picas huser

A la llegada a Vallorcine (km 153) la distancia era de 45 minutos y parecía que la victoria no se le podía escapar a Picas en los últimos 20 kilómetros. Pero empezaron los problemas físicos. La ansiedad de verse ganadora se le tradujo en un asma que le impedía correr. Andrea Huser veía que recortaba distancias a un ritmo increíble y apretó los dientes. Los últimos parciales de la suiza son impresionantes: la media de velocidad entre Vallorcine y el Col Montet fue de 5 km/h, entre este punto y la Flagére de 4,2 km/h y la bajada a meta, después de casi 170 km, de 9,1 km/h. Un ritmo endiablado que devoraba la distancia de la líder, que estaba mermada en esos momentos. Los últimos kilómetros fueron de infarto, pero el talento de Nuria Picas fue decisivo. La catalana llegó a la meta de Chamonix con sólo 2 minutos de ventaja. Una distancia mínima tras 25:46:43 minutos. Un sueño enorme por fin cumplido.